trekkingJF

PATRIMONIO NATIVO.- La exuberante y exclusiva vegetación de las islas, uno de sus principales atractivos turísticos, está actualmente en competencia con plantas foráneas como la mora, el maqui y la murtilla.Foto:GONZALO LÓPEZ

por Richard García/ El Mercurio

Cerca de una cincuentena de expertos internacionales se congregarán durante noviembre en Viña del Mar para analizar las amenazas que enfrenta la frágil flora y fauna del archipiélago de Juan Fernández.

Especies como el picaflor que allí habita, el lobo fino de Juan Fernández y el rayadito de Más Afuera enfrentan la presión de especies invasoras como perros, gatos y ratones.

Menos de diez

En el caso de la flora, hasta el año pasado quedaba apenas un ejemplar del árbol Dendroseris gigantea , pero la Conaf logró reintroducir ocho más que habían sido cultivados en viveros. Otras 13 especies de flora también presentan menos de 10 individuos en el medio silvestre.

En mayo de 2004 se extinguió el último ejemplar macho de la planta Robinsonia berteroi.

Según detalla Aaron Cavieres, director ejecutivo de la Fundación Biodiversa -una de las promotoras de la cita en Viña-, el 60% de la flora del archipiélago es endémica (propia del lugar) y, de todas las especies de helechos que hay en Chile crece allí el 30%. Destaca además que de las 11 especies de aves endémicas chilenas, cinco viven en estas islas.

MERSTCT012AA2509Para Cavieres, “el archipielago es clave para responder preguntas de la evolución”, por la conexión de sus especies con las de otros continentes.

Hace 2 años Durrell Wildlife Conservation Trust situó al archipiélago como prioritario en un listado de cien ecorregiones del planeta que se deben conservar. La semana pasada el zoólogo alemán Stephan Funk, que trabaja con Durrel, ratificó la información en un encuentro de coordinación preliminar al taller.

Funk está casado con una chilena y ya ha trabajado en nuestro país en la conservación del zorro chilote. Ahora será uno de los asesores en el diseño de una política de conservación para la isla.

Actualmente Conama, Conaf, SAG, el Fondo de Innovación Agraria, autoridades regionales y ONG como Biodiversa trabajan para elaborar un plan de conservación de diversidad terrestre en las islas oceánicas como Juan Fernández. Una vez armado, la idea es implementarlo a la brevedad.

Funk advirtió que, más allá de una sumatoria de proyectos pequeños de conservación, “lo que se requiere es una estrategia de largo plazo”, ya que se puede hacer un gran esfuerzo de erradicación de una especie y reinserción de otra, pero si esto no se mantiene en el tiempo se corre el riesgo de perder todo lo avanzado.

Anuncios