Rescatan especie en Juan Fernández

El Mercurio de Valpo

Jueves 25 de junio de 2009
Hasta hace dos años, en el mundo sólo quedaba un ejemplar de la “Dendroseris gigantea”.

Preservar el patrimonio natural de nuestro país es una de las grandes tareas que lleva a cabo la Corporación Nacional Forestal, Conaf, razón por la cual hace años trabaja en la Isla Juan Fernández, específicamente en la isla Alejandro Selkirk, tratando de rescatar una de sus especies endémicas, la Dendroseris gigantea.
Hasta hace dos años, en el mundo solo quedaba un ejemplar de la especie Dendroseris gigantea, la que hoy se encuentra en peligro crítico de extinción, pero que gracias a un minucioso trabajo desarrollado por el Administrador y los Guardaparques del Parque Nacional Archipiélago de Juan Fernández, bajo administración de la Conaf Valparaíso, se ha logrado recuperar parcialmente la especie.

Antecedentes

La Dendroseris gigantea (Familia Asteraceae) fue avistada por primera vez en 1896, por el botánico Federico Johow, quien la describe y observa en varios sectores de la Isla Alejandro Selkirk. Desde entonces, hubo varios avistamientos por parte de diferentes científicos, caracterizándose siempre por una escasa población. El último individuo del que se tiene conocimiento fue catastrado en 1998, y hoy se encuentra en etapa de envejecimiento, en un lugar de muy difícil accesibilidad, a 650 metros sobre el nivel del mar, por lo que lograr su reproducción resulta vital.

Gracias al Plan de Conservación de Especies en Vías de Extinción de Conaf hoy ya se cuenta con nuevos individuos de D. gigantea, cultivados en viveros, algunos de los cuales ya fueron devueltos a su lugar de origen, al abrigo de la planta madre, en lo que fue una difícil tarea, como explica Iván Leiva, administrador del parque. “El único ejemplar que queda en la isla está ubicado a 12 horas de camino, ida y vuelta, por una ruta para escalamiento de gran complejidad, por cuanto es un terreno deleznable, que se disgrega fácilmente por su composición de roca volcánica, lo que hace muy difícil hacer anclaje”.

Leiva explicó que para poder iniciar este proceso de conservación, fueron necesarios ocho meses de monitoreo permanente a esta especie vegetal hasta rescatar semillas viables. Luego, tras dos años de cuidado en vivero e invernadero, se logró su germinación y crecimiento, y recientemente, en abril, ocho de ellas fueron reintroducidas en su hábitat, al abrigo de la planta madre. “De estas, cinco han logrado sobrevivir, ya que tres de ellas fueron depredadas por ratones”, agregó.

Juan Pablo Reyes, director regional Conaf Valparaíso, explica la importancia de este hito, “gracias al excelente trabajo realizado por el personal del Parque Nacional hemos iniciado la recuperación de una especie endémica de Chile, territorio que presenta el porcentaje más alto de endemismo en el continente sudamericano, seguido por Venezuela y Perú”.

Anuncios